Páginas vistas en total

domingo, 12 de febrero de 2017

Arica es Carnaval

Arica es carnaval, ariqueños y turistas se divierten, bailan, piden sacarse una foto con los bailarines, los niños juegan a la challa y todos  gozamos con los caporales, tobas, tarqueadas, morenadas, diabladas y tinkus que desfilan por un río de cultura y diversidad en nuestra querida Arica.

Sin embargo aunque parezca extraño, NO a todos les gusta el carnaval, que mucho ruido, que mucha gente, que son bailes bolivianos, que no representan nuestra cultura, que no existe una verdadera participación ciudadana, que la Ginga era mejor y otras opiniones que están demás compartir.

De las opiniones mencionadas, es cierto que todos los bailes tienen raíces bolivianas, pero al estar en una macro zona andina (aunque Arica es costa) ¿cuál es el problema?  El intercambio cultural siempre es bueno. Lo que me llama más la atención es la añoranza por la extinta Ginga, que de verdad creo que tenía una participación ciudadana diferente, más de vecindario, más ariqueña neta que sería genial poder revivir. ¿Recuerdan sus carros alegóricos que la gente construía con tanto entusiasmo?

La Ginga como carnaval ciudadano fue una potente demostración de verdadera participación vecinal.

No obstante, no debemos caer en la mediocridad de preguntarnos cual era mejor, ya que una, no es mejor que la otra, solo son diferentes, por lo tanto, la existencia de una no debe estar condicionada por la suspensión de la otra, de hecho, la Ginga podría realizarse en enero (y por qué no en junio durante la semana ariqueña) y con la fuerza del sol en febrero y tendríamos dos grandes eventos turístico-culturales que nos llenen de alegría tanto para nosotros mismos como para el turista.

Y ganamos todos, ganan los hoteleros, los comerciantes y por sobre todo Arica.

*en otra oportunidad podríamos tocar el tema del recorrido,
¿Es necesario hacerlo en el centro?
 ¿Por qué no en chinchorro - las machas o Diego Portales?

Recibir actualizaciones